El Diario que llega a Todos

.

Clima

Peronismo: Massa quiere lista única; Randazzo, internas


Peronismo: Massa quiere lista única; Randazzo, internas
Reading Time: 3 minutes

Ambos podrían confluir, aunque tengan la misma ambición: ser el Número 1. El tigrense va a lo seguro: lista de unidad con él al frente. Randazzo prefiere el cara a cara, que espera que lo consagre.

Desde hace algún tiempo que diferentes voces vienen reclamando la unidad en el peronismo, aunque en ese marco sólo había trascendido un encuentro del presidente del PJ nacional, José Luis Gioja, con Sergio Massa y José Manuel de la Sota, que habría culminado con la negativa de ambos a regresar al tronco madre.

La razón de la negativa del cordobés y el tigrense habría sido, según trascendidos, que el exgobernador de San Juan se habría mostrado remiso a “depurar” de kirchneristas la conducción del PJ. Claro, Gioja no tenía mucho que ofrecer en un hipotético trato, toda vez que los casilleros en el Consejo Nacional estaban ocupados en su totalidad.

Pero, desde hace algún tiempo, las negociaciones tomaron un curso diferente, que quizás tenga que ver con que los protagonistas esta vez son Sergio Massa, que hizo del oportunismo una virtud y Florencio Randazzo, que no oculta en este tiempos que sus ambiciones políticas permanecen intactas, a pesar del portazo que pegó ante las narices de la propia Cristina Fernández de Kirchner el año pasado.

El proceso de unidad encontró, por ahora, un solo obstáculo, que está relacionado con las expectativas que guardan ambos protagonistas, que no suelen hacer gala de actitudes testimoniales, sino que ponen sobre la mesa posibilidades reales de alcanzar espacios de poder.

Para que la armonía reine en ambos campamentos, Massa quiere que exista una lista única, que aspira a encabezar, trepado en el peso difícil de resistir que le otorga el resultado que obtuvo en las presidenciales de 2015, que lo situaron en el tercer puesto.

Por el contrario, confiado en su popularidad dentro del espectro peronista, que lo volvió el candidato fallido más añorado, Randazzo planteó que la controversia debería ser saldada con una interna cara a cara, uno contra uno.

¿Quiénes juegan este partido? ¿O Randazzo y Massa juegan solos?

Nada más alejado de la realidad. No existen en el peronismo jugadas aisladas que logren trascender.

Después de aquella reunión en la calle Matheu, en la que Gioja sólo recibió evasivas y promesas de un futuro venturoso pero lejano, comenzaron a moverse en el Conurbano bonaerense tres de los referentes más “pesados” del territorio peronista. Julio Pereyra -intendente de Florecio Varela-; Alberto Descalzo -jefe comunal de Ituzaingó- y Fernando Espinoza -exintendente de La Matanza y presidente del PJ provincial- y los intendentes jóvenes que confluyeron en el Pacto de San Antonio de Padua -Gustavo Menéndez, Leonardo Nardini, Ariel Sujarchuk, Martín Insaurralde, Juan Zabaleta, Mariano Cascallares y Gabriel Katopodis, entre otros-, hace tiempo ya que comenzaron a evaluar las ventajas de la unidad del peronismo para enfrentar a Cambiemos.

La frase que resume con mayor claridad el resultado de esta ecuación la lanzó uno de ellos. “Nos tenemos que unir todos los peronistas para frenar y cambiar el proyecto de país de Macri, pero debemos hacer una renovación en el partido y mostrar a la sociedad un verdadero y puro peronismo, sin La Cámpora ni kirchneristas”, expresó descarnadamente uno de los asistentes a las febriles reuniones e intercambios que se producen constantemente. En la agenda de su proyecto también figuraba desde el principio el teléfono de Sergio Massa, con quien se comunicó Randazzo, por cuenta de ellos.

De todos modos, así como siempre habrá peronistas, siempre habrá kirchneristas y no serán dejados de lado más que aquellos que no puedan remontar la cuesta del desprestigio. Incluso, los intendentes sub-50 que forman parte de los convocados a San Antonio de Padua, varios de los cuales nacieron al calor del kirchnerismo, lo mismo tienen una relación estable y positiva con los Gobiernos nacional y provincial, más allá de su alineamiento político.

Estos jefes territoriales bonaerenses dejaron saber que son proclives a una “pronta unidad”, que incluya a Massa y de la Sota, aunque también destacaron que en la Provincia de Buenos Aires serán ellos los que impongan condiciones en el espacio político que surja de las negociaciones. Esto viene a cuento porque el 27 de mayo último varios de ellos -Insaurralde, Zabaleta, Katopodis, Descalzo y “Bali” Bucca- se reunieron en el búnker de la calle Esmeralda, desde el cual operan los de Padua, para delinear el trazo unitario que hoy comienza a asomar.

El peronismo nunca es fácil.

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )



WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com