logo el recado

.

Clima

Nombramientos por decreto en la Corte: un hecho sin precedentes en la historia


Nombramientos por decreto en la Corte: un hecho sin precedentes en la historia

En una interpretación forzada de la Constitución, Macri designó a dos jueces “en comisión”. El Frente para la Victoria advierte que las sentencias el Máximo Tribunal pueden ser nulas.

El presidente, Mauricio Macri, pateó el tablero político por el aire y, en un hecho sin antecedentes en la historia argentina designó por decreto a dos jueces para integrar la Corte Suprema de Justicia. Los nombrados “en comisión”, amparándose en una forzada interpretación de la Constitución Nacional, son el ex ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación,Horacio Rosatti, y al rector de la Universidad de San Andrés, Carlos Rosenkrantz.

Macri se amparó en el artículo 99 inciso 19 de la Constitución Nacional. Este artículo establece, entre las atribuciones del Jefe de Estado, la facultad de “llenar vacantes de los empleos que requieran el acuerdo del Senado y que ocurran durante su receso, por medio de nombramientos en comisión que expirarán al fin de la próxima legislatura”. Lo que presupone un duro desafió al peronismo en el Congreso, ya que esta decisión le permite a Macri poner en funciones a dos ministros de la Corte sin el aval parlamentario que impone la ley, lo que lo obligaría a tener que negociar con el Frente para la Victoria (FPV), que tiene amplia mayoría en el Senado, la Cámara que debe aprobar su nombramiento con una mayoría calificada de dos tercios del total de sus miembros.

Quien diseñó esta interpretación constitucional para la redacción del decreto, pudo saber LetraP, fue Horacio Diez, un funcionario de carrera en el Ministerio de Justicia que, tras su paso como número dos en la Procuración del Tesoro Nacional durante la gestión de Angelina Abbona, volvió a la cartera judicial como asesor del ministro Germán Garavano, con mucha influencia sobre la estratégica Dirección Nacional de Asuntos Jurídicos, la cual conduce en los hechos más allá de no estar nombrado.

Macri eludió enviar los pliegos al Congreso para ser discutidos y aprovechó ese bache constitucional para cubrir nada menos que dos cargos en la Corte Suprema en forma provisional. Según el artículo 99 inciso 19 de la Constitución, tanto Rosatti como Rosenkrantz serán jueces supremos hasta que el próximo 30 de noviembre, cuando el Congreso finalice las sesiones ordinarias.

“Estoy sorprendido. Es un disparate. Es a todas luces inconstitucional. Es algo que no tiene registro desde la recuperación de la democracia en 1983”, opinó el presidente de bloque de senadores del Frente para la Victoria (FPV), Miguel Pichetto. Para el rionegrino esta jugada “coloca a la Corte ante la posibilidad de que sus sentencias, con estos nuevos integrantes, sean consideradas nulas”.

Pichetto apuntó a lo obvio: que el Congreso está en funciones y que Macri, como presidente, tiene la facultad de convocar a sesiones extraordinarias para debatir los pliegos que pudiera enviar al Senado. “El Congreso está funcionando, de hecho, le enviamos la nómina con los integrantes de la Comisión de Acuerdos. El presidente debería haber abierto el diálogo si tenía tanto apuro”, dijo. “Tanta urgencia y tanto dramatismo no se entiende”.

Esta no es la primera medida que Macri toma por decreto en su corta presidencia. Este método podría transformarse en una impronta de gobierno, en virtud de la debilidad numérica de la alianza Cambiemos en el Congreso nacional.

Rosatti es una histórico candidato a integrar la Corte: su nombre surgía de inmediato cuando se esbozaban listas de posibles candidatos a cubrir las vacantes que, por renuncias y fallecimientos, se fueron dando en el cuerpo judicial que preside Ricardo Lorenzettí. Entre 2004 y 2005 fue Ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, durante el gobierno de Néstor Kirchner, y años antes había sido Procurador General del Tesoro de la Nación.

Rosenkrantz es abogado, con el título otorgado en la UBA en 1983 y tiene un magister y un doctorado en Derecho, ambos títulos de la Universidad de Yale; y fue profesor en la New York University; en la Richmond School of Law y en la Denver University (todas estadounidenses); en la Universitat Pompeu Fabra, España; y también en la UBA. Se desempeña desde 1998 como Rector de la Universidad de San Andrés.(Fuente letrap.com)

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )