logo el recado

.

Clima

Apuntes para la historia de “Mira Mar” en su 134º aniversario (1888-2022)


Apuntes para la historia de “Mira Mar” en su 134º aniversario (1888-2022)

*Por Fernando Brittez.- A mediados del siglo XVIII los jesuitas llegaron al “Volcán”, nombre con el que se conocía entonces al sector sudoriental de las sierras de Tandilia, incluidos los campos que daban a la costa del mar pertenecientes hoy al partido de General Alvarado. Ellos llamaron “San
Hermenegildo” al arroyo que luego daría nombre al accidente costero de “Punta Hemengo”, el topónimo no indígena más antiguo del partido, y levantaron dos misiones, una sobre la margen norte de la Laguna de los Padres, y otra en ubicación desconocida. A tal fin exploraron la zona de Miramar, tal como surge de la relectura de documentos jesuíticos y militares de la época. Las reducciones tuvieron una corta vida. En 1751 fueron destruidas por el cacique Cangapol, temeroso de que otros llegaran detrás. El tiempo le daría la razón al célebre líder del pueblo gününa küna.

Poco después de la revolución de mayo un enjambre de aventureros y algunas empresas privadas de tierras comenzaron a explorar los campos ubicados entre las sierras y el rio Quequén Grande, y pronto la zona fue invadida por las estancias. Finalizada la mal llamada “Campaña del Desierto” (1878 a 1885) se puso en producción hasta el último rincón de la provincia, y a la par de la expansión del ferrocarril se crearon infinidad de pueblos, que se sumaron a los nacidos a la vera de los fortines en los tiempos de la frontera. En la costa surgieron de inmediato los primeros emprendimientos inmobiliarios, orientados a las demandas de infraestructura recreativa y turística de la elite porteña. En 1886 el ferrocarril llegó a Mar del Plata, ciudad modelo a partir del cual se proyectaron los trazados de los pueblos balnearios alvaradenses.  

Fortunato de la Plaza, el fundador de Miramar, no fue el primer estanciero en los terrenos donde se levanta la ciudad. El primero fue Martín T. Campos, que llegó aquí en 1826. Tampoco fue quien levantó la primera población en la desembocadura del Durazno. El primero en hacerlo fue Fernando Otamendi, asentado aquí desde 1836 como mínimo, quien pronto cruzaría el arroyo para formar su “Estancia de las Bruscas” (luego “Infierno”) entre El Durazno y Las Bruscas (Las Brusquitas). Faltaban algunos años para que este rincón de la costa pasara a manos de los de la Plaza y levantaran su estancia “El Saboyardo”.

Fortunato la heredó de su padre en 1878 y la administración del establecimiento no le resultó fácil. Se dice que antes de fundar el pueblo Fortunato tenía intenciones de vender “El Saboyardo” debido a las escasas utilidades que producía. La investigación de documentos inéditos de archivo nos permitió comprobar que en mayo de 1883 solicitó un crédito hipotecario a pagar en veintitrés años, poniendo el campo como garantía, pero lo canceló en sólo cuatro, lo cual sugiere que el proyecto ya rendía frutos antes de que se concretara materialmente. En efecto, el fundador ya estaba vendiendo lotes antes de la creación de “Mira Mar”, nombre original de la ciudad, y el pueblo comenzó a poblarse antes de que existiera de manera oficial, a partir del 20 de septiembre de 1888.

He aquí una lista de los nombres de algunos de los pioneros que compraron tierras cuando aún se llevaban a cabo las gestiones para la creación de la ciudad, que hoy celebra su 134º aniversario. Fueron entre muchos otros: Eduardo Aguirre, Rómulo Otamendi, Eugenio Moy, Luis Reginotti, Rafael Picentini, Pablo Guidugli, Pedro y Juan Cazenave. Manuel Santos, Eugenio Maffeis, Bonifacio Fernández, Nicolás Rodríguez, Juan y Pedro Cazenave, Pedro Caputo, Nicolás Albanesi, José Martí, Mariano Marcos, Bautista Andreoli, Vicente Gidoménico, Pedro Castelo, Manuela U. de Luengas?, José Rosales, Cecilio San Martín, Felipe Carli, Simón Bayá, Pedro Errecart, Domingo Garayeta, Cecilio Canoso, Angel Belloro, Juan Alfaya, Juan Videla, Francisco Hernando, Francisco García, Marcos Minoli, Emilio Carli, Alberto Baya, Alfredo Bayá, Vicente Gaviola, Luis Dalponte y otros, Pablo Ermanelli, Jacinta Riccio, Angel Belloro, Galligano, José Binot, María Coreaga y Nicolás Salvo.

Las/los invitamos a conocer la lista completa de pioneros y otros datos inéditos sobre el origen del partido y todos sus pueblos en mi libro “LOS PAGOS DE DIONISIA” (TERCERA EDICIÓN), publicado originalmente en 2020. La obra puede adquirirse a través de la página de Facebook “Los pagos de dionisia” y estará disponible en librerías a partir del mes de octubre.

¡Feliz aniversario hermosa Mira Mar!

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )