logo el recado

.

Clima

Miramar: las madres de Luciano Olivera y Lucas González se unieron para reclamar justicia


Miramar: las madres de Luciano Olivera y Lucas González se unieron para reclamar justicia

Dieron una conferencia junto a Gregorio Dalbón, abogado de ambas. Piden modificar las leyes para limitar el accionar policial.

La madre de Luciano Olivera, el adolescente de 16 años asesinado de un disparo por un oficial de la Policía Bonaerense, denunció este martes que hay otros cinco policías porque fueron quienes iniciaron la persecución de su hijo.

Judith Aristegui (33), que desde ahora tendrá como abogado a Gregorio Dalbón, a quien le pidió asistencia legal a través de un familiar, lo dijo al ingresar a la fiscalía donde declaraba ante Ana Caro, que lleva adelante la investigación.

Dalbón llegó por la tarde a Miramar y junto a él la mamá de Lucas González (17), el joven futbolista de Barracas Central asesinado por tres integrantes de una brigada de la Policía de la Ciudad.

Cerca de las 20, Dalbón y las madres de Luciano y Lucas iniciaron una conferencia de prensa en la casa de los Olivera, en Miramar, para dar un mensaje de unidad y repudio ante la violencia institucional y también un fuerte reclamo de justicia.

Durante el encuentro, Dalbón estuvo acompañado con las madres de ambas víctimas. “Vamos a pedir Justicia. Pero vamos a pedir a la política que entiendan de una vez por todas que no la vamos a dejar pasar. Ni en la Capital, ni en la Provincia ni en la Nación“, advirtió.

En la misma línea, pidió leyes más duras para este tipo de casos. “A los diputados y senadores que acaban de asumir y a todo el arco político les pido como papá, y no como abogado, que craneen leyes. Leyes para que la policía no pueda disparar y fusilar a la gente con la impunidad que lo hacen“, dijo.

Y añadió: “Necesitamos una política que se una en pos de buscar una seguridad en la que no importe si tu hijo tiene una gorra o no, si es morocho o no, si viene con tres más en un auto. Sino que realmente no existan brigadas de civil sin orden judicial”.

Al respecto, pidió que se deje de llamar gatillo fácil a estos casos. “Es una definición que le dieron a algo que tiene que ver con un policía que en vez de agarrar o a apresar a un ladrón le pega un tiro fácilmente en vez de hacer otra cosa. Esto no. Estos son fusilamientos, asesinatos“.

Y añadió: “Acá hubo un asesinato a sangre fría, se ve, está filmado, y ahora lo que tenemos es simplemente tratar de hacer Justicia. Se habrán dado cuenta que acá no hay venganza, no hay rencores. Estamos ante dos familias divinas, humildes. Pero tienen todo el derecho del mundo a que tanto la fiscal que está trabajando y la fiscal Ana María Caro velen para que se haga Justicia por la muerte de sus hijos”.

El abogado dio luego un panorama sobre ambos expedientes. Señaló que está aguardando que se procese con prisión preventiva a “todos los que encubrieron el caso de Lucas”.

Sobre la investigación del crimen de Luciano, afirmó que está “absolutamente probado que estuvieron más de 10 policías en el lugar mientras la mamá estaba arriba del cuerpo de su hijo“.

“Desde ya vamos a pedir más detenciones a todos los que estuvieron ahí. Veremos si el Ministerio Público Fiscal nos acompaña. Hubo un encubrimiento. En general, cuando pasan estas cosas, la policía no le pega a la víctima. La policía trata de ver de qué manera salvarse entre ellos”, disparó.

Finalmente, señaló que su participación en este caso lo hace simplemente por “servicio” y que no está “ejerciendo la profesión ni cobrando honorarios”. (Fuente clarin.com)

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )