El Diario que llega a Todos

.

Clima

Provincia: Vidal habilitó a Intendentes a ir por libre y despegarse de Macri


Provincia: Vidal habilitó a Intendentes a ir por libre y despegarse de Macri
Reading Time: 3 minutes

En un hecho pocas veces visto y después de una profunda catarsis, la mandataria bonaerense dio el visto bueno para que los alcaldes cambiemistas hagan campaña a como dé lugar, incluyendo boleta corta y delivery con la de la fórmula FF.

Es que parece que la remontada se antoja cada vez más utópica y según las últimas encuestas el candidato Kicillof amplió aún más la ventaja. Por eso mismo, los intendentes de Cambiemos ya pusieron primera en la campaña del “sálvese quien pueda”, centrada exclusivamente en el distrito y despegándose del presidente Mauricio Macri, a quien culpan centralmente por los números del 11 de agosto.

El triunfo arrasador del Frente de Todos dejó un panorama local más que preocupante para Cambiemos: si se repite en octubre, el peronismo pasaría a controlar 87 municipios de los 135 en diciembre, contra los 62 que tiene hoy; mientras que el oficialismo retrocedería de los 69 actuales a 45 y perdería distritos clave del Conurbano que conquistó en 2015, según publica Tiempo Argentino.

En las PASO, sólo Jorge Macri (Vicente López), Gustavo Posse (San Isidro) y Jaime Méndez (San Miguel) ganaron y se pusieron a resguardo de la ola de votos en contra que pasó por encima al resto.

Los casos más emblemáticos de la derrota son los de Quilmes, Tres de Febrero, Lanús, Pilar y Morón, que perdieron frente a los candidatos peronistas. En algunos casos lo hicieron frente a la sumatoria de todos los que competían en interna, lo que les da esperanza de pelearla en octubre. En otros, el propio intendente hasta sacó menos votos que quien será su competidor.

El miércoles, los intendentes hicieron catarsis con Vidal. La gobernadora dio vía libre para hacer campaña solos, les pidió que se conecten con los problemas de los vecinos pero también les marcó que deben “mejorar” la gestión y la forma en que la muestran. Ahí hay un punto sensible: más allá del voto castigo por la macroeconomía, en el gobierno entienden que hay responsabilidad también en los jefes comunales que no lograron que el vecino “elija” su gestión y la premie en las urnas.

El caso de Quilmes es uno de los más complicados. Tras una gestión muy cuestionada por el oficialismo y la oposición, el intendente Martiniano Molina quedó 21 puntos abajo –30 a 51– del Frente de Todos, que dirimía su interna entre seis candidatos. La ganadora de esa pulseada fue la diputada nacional Mayra Mendoza, quien obtuvo 95 mil votos de los 175 mil totales, y ahora se enfrentará al intendente, que no iba a internas, y cosechó 104 mil votos.

En Pilar, Nicolás Ducoté perdió por 13 puntos frente al único candidato del Frente de Todos, Federico Achával. El conteo terminó 46 a 33 con 16 mil votos a favor del opositor. La gestión está desgastada hace tiempo.

El municipio de Morón también preocupa. Ramiro Tagliaferro perdió 36 a 43 frente a su antecesor, Lucas Ghi, quien ganó cómodamente la interna frente a Oscar Solito. En el conteo provisorio, Ghi obtuvo 13 mil votos más que Tagliaferro. El exesposo de María Eugenia Vidal centrará su campaña en apuntar contra la “pesada herencia” recibida de manos de Ghi.

En Lanús, contra lo que se esperaba, Néstor Grindetti quedó 13 puntos abajo de sus cuatro rivales del Frente de Todos que le ganaron 47 a 34, pero fue el candidato más votado. Sacó 98 mil votos contra los 62 mil que obtuvo Edgardo Depetri, quien será finalmente su rival en las elecciones generales. Pero las cuatro listas peronistas cosecharon en total 137 mil votos. De cara a octubre, Grindetti ya adelantó que centrará su campaña en los problemas locales y en defender las medidas que mejoraron la calidad de vida de la gente en su gestión, como las cloacas, el SAME, el asfalto. Cumplirá con una agenda estrictamente local: reuniones con comerciantes, jubilados, vecinos.

En Tres de Febrero, Diego Valenzuela perdió por 12 puntos frente a las cinco listas que compitieron en la interna del Frente de Todos. La pulseada en octubre será contra el diputado provincial de Unidad Ciudadana, Juan Debandi. El intendente sacó 72 mil votos, mientras que todo el peronismo obtuvo 97 mil votos.

El jefe comunal tomó nota rápidamente del resultado y esta semana ya dispuso una serie de medidas locales para aliviar el bolsillo de comerciantes, jubilados y otros sectores más vulnerables como eximición de tasas y un aumento en la tarjeta de seguridad alimentaria “Más Familia”. “No hay que enojarse con el voto, hay que entenderlo. Por eso voy a trabajar como parte de un equipo pero para que los vecinos sepan qué se hizo”, sostuvo Valenzuela.

En el interior, los resultados en La Plata, Mar del Plata y Bahía Blanca encendieron las alarmas. En la capital provincial, Julio Garro terminó 10 puntos abajo del Frente de Todos, que llevaba a cinco postulantes. Ahora tendrá que medirse con la jefa del bloque de diputados de UC, Florencia Saintout. En La Feliz, Cambiemos ganó 35 a 27 la pelea local. El diputado Guillermo Montenegro ganó la interna amarilla, pero Fernanda Raverta, de “Todos”, fue la más votada. En Bahía, el oficialismo ganó por apena s dos puntos.

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )