El Diario que llega a Todos

.

Clima

Un libro de Gustavo Bernstein recorre la filmografía universal sobre Jesucristo


Un libro de Gustavo Bernstein recorre la filmografía universal sobre Jesucristo
Reading Time: 2 minutes
Gustavo Bernstein es el autor de «El rostro de Cristo en el cine», un libro en el que pasa revista a películas que arrancan en el siglo XIX y llegan hasta la actualidad con paradas en Carl T. Dreyer, Cecil B. DeMille, Nicholas Ray, Pier Paolo Pasolini y Mel Gibson, entre otros. Fue presentado en el hall del Honorable Concejo Deliberante ubicado en la ciudad de Miramar. Oragnizado por la Dirección de Cultura y Fundación Zona Urbana.

«Desde chico me fascinaron las películas bíblicas. Cuando llegaba Pascua me la pasaba días enteros frente a la televisión, porque dada la coincidencia con el Pesaj judío, se solían pasar a la vez filmes sobre el Evangelio y sobre el Éxodo -dijo Bernstein, también arquitecto y periodista. Desde esa época me quedó una suerte de obsesión con las figuras de Cristo y de Moisés, las dos figuras míticas de Occidente».

Gustavo expresó: «toda religión es un relato, una construcción hecha de episodios que ponen a rodar cierta exégesis del mundo y terminan por forjar el mito en el que se cimienta una cultura. Muchas de nuestras conductas como sociedad, ante hechos banales o trascendentes, están instauradas desde el cine. Tanto el cine como la religión me interesan como propiciadores de mitos, como ficciones que condensan emociones colectivas que se instalan en el imaginario social».

«Soy profesor de literatura y cine. Me especializo en los cruces entre ambas disciplinas expresivas y, sobre todo, en las adaptaciones, en las traducciones de lo retórico al lenguaje audiovisual. Pareciera una decantación natural que me interesara indagar en cómo el cine había recreado el mayor «bestseller» editorial. Además encontré que se había escrito muchísimo sobre la imagen de Cristo en la historia de la pintura, pero nada sobre cómo lo había representado el cine. Venía barruntando varias ideas en torno a esa imaginería hasta que finalmente me decidí a afrontarlo y analizarlo de un modo sistemático. Fue muy propicio que el Fondo Nacional de las Artes me concediera una beca, porque me facilitó la tarea y también fue un disparador para abordar la pesquisa de un modo más sistemático y disciplinado». Agregó Bernstein

Sintesis del libro: «Preliminar» es un prólogo erudito en el cual el autor hace una síntesis de los diversos rostros que Cristo encarnó en la pantalla. Allí plantea que “Curiosamente –salvo una breve mención de Isaías– no hay en toda la Biblia referencia concreta a la fisonomía de Jesús», y que “Han debido transcurrir varios siglos de disputas para que el rostro de Cristo finalmente cristalizara en un icono unánime”. Además, ofrece un pantallazo interesante sobre las obras pictóricas ligadas a la figura de Jesús.

Luego pasa a la «Introducción», en donde el conocimiento que muestra sobre el nacimiento del llamado séptimo arte es apabullante. En ella indica que la filmografía de Cristo benefició tanto a la industria como a la Iglesia. Aquella pudo aumentar la cantidad de público e incorporar espectadores de mayor poder adquisitivo, porque las clases media y alta consideraban al cine poco edificante dado que abundaba en temas pornográficos y lo cultivaban inmigrantes iletrados. Por su parte, a la Iglesia le sirvió como instrumento de evangelización. Destaca también la importancia de la sensualidad que desplegaron las divas y divos del cine para generar ganancias.

A continuación El rostro de Cristo en el cine dedica capítulos íntegros a los siguientes filmes (son diecisiete: cinco mudos y doce sonoros).

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )