El Diario que llega a Todos

.

Clima

El Rápido del Sud: ¿ qué pasa con el funcionamiento?


El Rápido del Sud: ¿ qué pasa con el funcionamiento?
Reading Time: 3 minutes

Desde la empresa insisten en que el incendio de unidades es intencional para “desestabilizar” y que otro grupo empresario tome el control. Aseguran que un subsidio trabado por la UTA resolvería el conflicto salarial.

Después de unos meses de relativa calma, se volvió a instalar en El Rápido del Sud el clima de presiones y de incertidumbre que sus propios empleados denunciaron en diciembrey mientras tanto, el servicio está interrumpido sin ningún tipo de certeza en cuanto a su reanudación. Desde la empresa, insisten en que el incendio de unidades es intencional y que, junto a las trabas que interpusieron al cobro de subsidios provinciales, forman parte de una estrategia para “desestabilizar” y que otro grupo empresario tome el control del servicio que brinda la empresa.

“La Unión Tranviarios Automotor (UTA) está operando para que el dueño de la 25 de Mayo (Juan Inza) se haga cargo de la empresa”, denunciaban los trabajadores en diciembre, cuando habían sido obligados a parar a pesar de haber aceptado el cobro de sus salarios en forma desdoblada.

Hoy, tras un verano de tranquilidad, el incendio de dos unidades y la falta de cobro por parte de la empresa del subsidio provincial debido a una traba que interpuso la UTA, más la medida de fuerza que inició el gremio de Sergio Medina,volvieron a instalar el clima de hostilidad y el servicio, desde el jueves por la madrugada, está parado.

“Lo que está atravesando la empresa lo venimos denunciando desde diciembre con los mismos empleados de la empresa, de que había presiones del gremio para que la empresa se cayera y que se la quede otro grupo empresario”, explicó Eduardo Vecchio, en diálogo con el  portal de Mar del Plata QUÉ Digital.

“Ahora llegamos a un punto donde se hace muy complicado seguir manteniendo la empresa. Tuvimos denuncias del gremio en La Plata, en Transporte, para que no cobremos los subsidios, los cuales dejamos de cobrar en enero. Lo hizo con el argumento de que no pagamos las cargas sociales, que no pagamos la cuota sindical, que las tenemos pagas, son chicanas para que la empresa no cobre”, agregó.

En ese sentido, indicó que este viernes tuvieron una audiencia en el Ministerio de Trabajo por la medida de fuerza del sindicato: “Hicimos un ofrecimiento de pago con la empresa funcionando y que se den las garantías para que funcione, pero ellos lo rechazaron. La única forma de pagar de manera completa los sueldos es que la provincia me pague todos los subsidios que me adeuda”, indicó.

“El miércoles a la noche me prendieron fuego un coche en la ruta. Yo lo digo con total seguridad, de que el coche no se prendió fuego solo como andan diciendo. Se prendió fuego en un lugar sin cámaras, entre dos montes, al salir de una parada que es rarísimo porque el desperfecto debería aparecer cuando apretás el freno, no cuando lo soltás. Ya es el sexto colectivo que queman. Días atrás a media cuadra del taller de la empresa prendieron otro, con un mensaje mafioso incluido porque le pegaron tres o cuatro tiros al coche”, graficó Vecchio sobre el clima de hostilidad que vive en la empresa.

“Todas estas presiones nos hicieron llegar a este punto. Decidimos parar porque no queremos que se muera nadie, ni pasajeros ni choferes. Ellos también decretaron la huelga por falta de pago, que es verdad, debo abril, que vencieron hace dos días. Pero no le debo más nada al personal. Tengo dos días de atraso”, agregó.

En consecuencia, la reanudación del servicio todavía es una incógnita: no sólo depende de la media de fuerza del gremio y la falta de acuerdo, sino también de la seguridad de los choferes y pasajeros, de que estén dadas las condiciones para que el servicio pueda continuar, ya sea con seguridad brindada por el gobierno provincial o con el cese de la violencia contra las unidades, tal como denuncian desde la empresa. (Fuente quedigital.com)

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )