El Diario que llega a Todos

.

Clima

Frases que repetimos: el origen de la expresión “no tener dos dedos de frente”


Frases que repetimos: el origen de la expresión “no tener dos dedos de frente”
Reading Time: 1 minute

Usamos la expresión “no tener dos dedos de frente” para indicar que alguien realiza una serie de actos que denotan que carece del más mínimo sentido común o inteligencia.

Franz Joseph Gall fue uno de los más relevantes, a la vez que polémicos, anatomistas que desarrolló gran parte de su trabajo durante el primer cuarto del siglo XIX. Una de sus teorías más notable fue la frenología, una supuesta ciencia (que realmente era una pseudociencia) capaz de predecir el carácter, rasgos, anomalías mentales, aptitudes y personalidad de una persona a través del tamaño, forma y protuberancias de la cabeza.

Entre las muchas demostraciones que intentó hacer con el fin de argumentar sus teorías, está la que la persona que poseía determinado tipo de cráneo tenía unas dotes innatas para el cálculo numérico, algo a lo que llamaba protuberancia de las matemáticas.

Otra de sus conjeturas versaba sobre el tamaño de la frente, estando convencido de que cuanto más ancha fuese ésta más inteligente era el individuo, algo que hizo pensar a aquellos que creían en su pseudociencia que cuanto menos frente se tuviera sería a la inversa. Por esa razón no tardó en ponerse como ejemplo que aquellos que tenían una frente estrecha con un ancho menor a dos dedos eran menos inteligentes.

La expresión «no tener dos dedos de frente» se popularizó llegando hasta nuestros días como sinónimo de persona limitada y de pocas luces.

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )



WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com