El Diario que llega a Todos

.

Clima

El cazador de historias, de Eduardo Galeano


El cazador de historias, de Eduardo Galeano
Reading Time: 2 minutes

“Nací el 3 de setiembre de 1940, mientras Hitler devoraba media Europa y el mundo no esperaba nada bueno. Desde que era muy pequeño, tuve una gran facilidad para cometer errores. De tanto meter la pata, terminé demostrando que iba a dejar honda huella de mi paso por el mundo.” Con estas palabras aludía Eduardo Galeano a sus comienzos y legados, y pese a que fue un gran amante del fútbol y la gambeta, el tiempo se encargó de demostrar que no serían sus piernas las destinadas a dejar su huella indeleble en varias generaciones.

Sus manos, capaces de construir mundos y encender llamas, sí. “No importa de dónde venga la historia –decía Galeano- la escribo si me pica la mano.” Y parece que la mano picó y mucho, convocando a “las palabras que le caminaban por dentro”, como dijo alguna vez, plasmándose en diminutas libretas sobre las historias más diversas, que pronto se abrían camino en libros que recorrerían el mundo.

Eduardo Galeano nació en Montevideo, Uruguay, y desde pequeño quiso ser jugador de fútbol. La vida lo llevó por otro lado. Fue obrero en una fábrica, cobrador, pintor y dibujante. A los catorce años, se inició en el periodismo en el seminario socialista El Sol, donde publicó dibujos y caricaturas que firmaba bajo el pseudónimo de Gius. En la década de 1960 se desempeñó como editor del semanario Marcha y del diario Época. Comprometido con la situación política de su tiempo Galeano publicó en 1971 Las venas abiertas de América Latina, en el que recorre la explotación de América Latina desde los tiempos de Colón.

Su preocupación por los desheredados, los marginados, los invisibles es constante en su obra: China; Guatemala, clave de Latinoamérica; Reportajes; Siete imágenes de Bolivia, Violencia y enajenación; Crónicas latinoamericanas; Vagamundo; El libro de los abrazos; América Latina para entenderte mejor; Patas arriba; Escuela del mundo al revés, La canción de nosotros, Memoria del fuego; Bocas del tiempo; Espejos y los Hijos de los días, son solo algunos ejemplos.

Tras el golpe de Estado de 1973, Galeano se exilió en la Argentina, donde fundó la revista Crisis. Más tarde, con el derrocamiento de María Estela Martínez de Perón por los militares, debió continuar su exilio en España. En 1985, con la vuelta de la democracia a Uruguay, Galeano regresó a su Montevideo natal y junto a Mario Benedetti y otros escritores y periodistas fundó el semanario Brecha. Formó parte del Consejo Asesor de esta revista hasta su muerte ocurrida el 13 de abril de 2015. (Fuente elhistoriador)

 

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )